martes, 4 de marzo de 2014

Tratamientos de meningitis según el nivel




Dado el nivel de gravedad que puede alcanzar la meningitis bacteriana, si sospecha que su hijo tiene algún tipo de meningitis, es importante consultar al médico de inmediato.
Si se sospecha la presencia de meningitis, el médico indicará pruebas de laboratorio para ayudar a hacer el diagnóstico y, probablemente, también indique una punción lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo. Esta prueba mostrará cualquier signo de inflamación y si la infección es producto de un virus o una bacteria.
Es posible que un niño con meningitis viral deba ser hospitalizado, aunque algunos niños pueden recuperarse en su casa si no están en estado de gravedad. Para aliviar los síntomas, se indica un esquema terapéutico, que incluye reposo, ingesta de líquidos y medicamentos de venta libre.
Si se diagnostica meningitis bacteriana, o se sospecha la enfermedad, el médico comenzará con antibióticos por vía intravenosa (IV) lo antes posible. También es posible que se indique la ingesta de líquidos para reemplazar el agua que pierde el organismo mediante fiebre, sudor, vómitos y poco apetito, además de corticoesteroides, que ayudan a reducir la inflamación de las meninges, según la causa de la enfermedad.

lunes, 3 de marzo de 2014

Que síntomas aparecen con la meningitis




Muchos síntomas en los niños y en los recién nacidos son poco fiables, por ejemplo, los niños de menos de tres meses de edad que presentan fiebre, normalmente son diagnosticados con meningitis. Los síntomas incluyen:
Inactividad
Fiebre alta inexplicable o cualquier forma de inestabilidad en la temperatura, incluyendo la baja temperatura corporal
Irritabilidad
Vómito
Ictericia (color amarillento de la piel)
Comer poco o negarse a hacerlo
Tensión o protuberancias suaves entre los huesos del cráneo
Dificultad para despertar
A medida que la meningitis bacteriana avanza, los pacientes de todas las edades pueden experimentar ataques de apoplejía

domingo, 2 de marzo de 2014

Meningitis: Sintomas mas raros




Sintomas menos habituales de la meningitis: Cerca del 75% de los pacientes presentan alteración del estado mental, que puede oscilar desde el letargo hasta el coma. Otros síntomas pueden ser:
Sarpullido de color rojo o púrpura
Cianosis (coloración azulada de la piel)
Náusea y vómitos
Sensibilidad a los colores brillantes (fotofobia)
Somnolencia
Confusión mental
Convulsiones, presentes entre un 20 y 30% de los casos
Los síntomas anteriores son principalmente para adultos, aunque también se presentan en niños. Sin embargo, en los recién nacidos y niños, los síntomas clásicos son difíciles de detectar.

sábado, 1 de marzo de 2014

Sintomas mas habituales de meningitis




Los síntomas clásicos de la meningitis se desarrollan entre varias horas o puede tomar entre 1 ó 2 días. Entre ellos están:
Fiebre: La meningitis viral puede producir fiebre en grado variable; desde casos con escasa (es lo habitual) o nula fiebre, a otros en los que la temperatura puede superar los 39 °C. Las meningitis bacterianas producen, normalmente, fiebres elevadas.
Dolor de cabeza: La zona posterior de la cabeza es donde se centra el dolor, aunque a veces es generalizada. Sin embargo, existen muchas otras causas de dolor de cabeza: una migraña (jaquecas), un proceso gripal, etc.
Rigidez de nuca
Cada uno de los signos y síntomas de esta tríada clínica clásica ocurre en más de 90% de los pacientes mayores de 18 meses con meningitis. Cuando se presenta alguno de los tres, se debe estar alerta ante su presencia y consultar al médico cuanto antes. Es importante saber que, puesto que habitualmente el cuadro evoluciona progresivamente, los tres síntomas pueden no estar presentes hasta pasado un tiempo y, así, el diagnóstico se retrase inevitablemente.

viernes, 28 de febrero de 2014

Meningitis afecta a todas las edades incluido a los lactantes




Es posible que los lactantes con meningitis no tengan esos síntomas y simplemente estén sumamente irritables, sin energía o tengan fiebre. Puede que sea difícil consolarlos, incluso cuando están en brazos y se los acuna.
Otros síntomas de meningitis en lactantes pueden incluir:
ictericia (un tono amarillento en la piel)
cuello y cuerpo rígidos
fiebre o temperatura corporal menor de lo normal
alimentación deficiente
succión débil
llanto agudo
fontanelas abultadas (la parte blanda en la parte superior o frontal del cráneo del bebé)
La meningitis viral suele causar síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre y goteo nasal, y puede ser tan leve que no se diagnostique. La mayoría de los casos de meningitis viral desaparece completamente entre los 7 y los 10 días desde su aparición, y lo hace sin complicaciones ni requerimiento terapéutico.

jueves, 27 de febrero de 2014

Meningitis Patogenia



Patogenia
Exudado inflamatorio purulento en la base del cerebro por una meningitis.
Algunos casos de meningitis ocurren por microorganismos que ganan acceso al sistema nervioso central (SNC) por la sangre, mientras que otros lo hacen por un foco de vecindad, como en una otitis media o por las fosas nasales. Otros casos ganan acceso al SNC directamente como consecuencia de un traumatismo abierto o por neurocirugía.32 En el recién nacido la enfermedad se transmite de manera vertical, es decir, de los microorganismos que colonizan el tracto intestinal o genital, o bien de manera horizontal por contacto del personal de salud o de aquellos a cargo del neonato después del parto. La virulencia del microorganismo, en el caso de meningitis infecciosas y las características inmunes del hospedador son algunos de los factores que afectan el desarrollo de la meningitis.
Una vez en el SNC, la escasez de anticuerpos, elementos del complemento y de glóbulos blancos permite que los microorganismos puedan florecer. Incluso en meningits no infecciosas, la inflamación es el elemento característico de la enfermedad e incrementa la permeabilidad de la barrera hematoencefálica causando edema. En la meningitis bacteriana, la pared celular y los lipopolisacáridos son los elementos que estimulan los mediadores de la inflamación.33 Esta fenomenal cascada inflamatoria no es producto directo de la infección bacteriana, sino que es el mismo sistema nervioso reaccionando a la presencia del microorganismo invasor. Cuando los componentes del sistema inmune en el SNC, como los astrocitos y microglía, reconocen los componentes celulares bacterianos, responden con la liberación de citoquinas, como el factor de necrosis tumoral y la interleucina-1, que son mediadores muy similares a las hormonas que reclutan a otras células inmunes y estimulan a otros tejidos a participar en la reacción inflamatoria. El aumento en la permeabilidad de la membrana hematoencefálica causa un edema vasogénico, el líquido cefalorraquídeo se llena de neutrófilos causando inflamación de las meninges y edema intersticial lo cual, con el pasar de las horas conlleva a un tercer tipo de edema, el edema citotóxico: el más grave.
El exudado infeccioso e inflamatorio se extiende por todo el SNC, en especial en la cisterna de la fosa de Silvio, el espacio entre la aracnoides y la fosa lateral del cerebro, dañando los pares craneales como el VIII par, trayendo como resultado pérdida de la audición. Este componente inflamatorio es capaz de obliterar los pasajes del sistema nervioso central causando hidrocefalia obstructiva, así como vasculitis y tromboflebitis, produciendo isquemia cerebral localizada.
El edema citotóxico se caracteriza por un aumento del agua dentro de las células del cerebro, principalmente por deficiencia en las bombas de transporte de iones sobre las membranas celulares. El edema vasogénico tiende a ocurrir por paso de líquido desde el espacio intracelular al extravascular. Ambos casos suceden como respuesta a los efectos inflamatorios.36 El edema causa aumento de la presión intracraneal, haciendo que sea más difícil para la sangre llegar a las neuronas cerebrales, disminuyendo así el aporte de oxígeno lo que conlleva a la muerte celular o apoptosis, causa de las secuelas de la meningitis.
En muchos casos de meningitis puede aparecer el síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética y producir una disiminución en la concentración de sodio en el cuerpo, llamada hiponatremia. Este trastorno puede causar disfunción del sistema nervioso por sí solo, así como empeorar el edema cerebral.
La fisiopatología de los patógenos no bacterianos aún no se entiende bien, aunque se piensa que la meningitis por hongos procede de manera muy similar a la bacteriana.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Como y que hacer para prevenir la meningitis?




En la actualidad muchos de los niños se encuentran vacunados contra la mayoría de las bacterias productoras de meningitis.
De esta forma, existen vacunas contra el neumococo, el meningococo y el Haemophilus influenzae. Sin embargo, la vacuna del meningococo no es totalmente eficaz, porque no cubre todas las cepas de la bacteria causante de meningitis.
En la meningitis meningocócica se debe dar tratamiento antibiótico a las personas que estuvieron en estrecho contacto con el paciente: la familia y personal sanitario expuesto, los compañeros de guardería o escuela más cercanos (según la edad del paciente).
En caso de producirse un brote por un tipo de meningococo para el que existe vacuna, también se recomienda la vacunación a las personas que hayan tenido un contacto estrecho con el enfermo y que no estén correctamente vacunadas.
También se tratará con un antibiótico a la familia y compañeros de guardería de los pacientes afectados por meningitis originada por Haemophilus influenzae.